Make your own free website on Tripod.com
RecesSo Saltillo

Home

LIBRE ACCESO
CONCIENCIA Y TECNOLOGÍA
EL EVENTO
SEXO SENTIDO
LA FIGURA
LEYENDA, MITO O REALIDAD
ENTREVISTA
Juan José de la Rosa, en busca de Atenas
REPORTAJE
LA PANTALLA
Kinky, la genuina voz del 'underground'
EN PORTADA
Festival del Centro Histórico
SALA DE ESPERA
'El Esquinero' le llaman
Gabriel Neaves, del actor al personaje
REPORTAJE

SEXO

¿es tiempo del debut?

Expertos coinciden en que el menor momento para estrenarse en el terreno sexual es aquel cuando la persona puede asumir las consecuencias de su decisión


Por Ernesto Amezcua

Foto: Ángel Marinez

Tarde o temprano a todos, o a casi todos los seres humanos, nos llega el momento de hacer la primera comunión. Y no estoy abordando terrenos eclesiásticos, sino sexuales. Esa "primera vez", fascinante, única, dudosa, mágica o terrible, según el contexto en que se dé, de que llega, llega. Inevitablemente el "estreno" ocurrirá y para ello se tiene que estar preparado emocional y fisiológicamente.

Pero. ¿Cuándo es el momento adecuado u oportuno para iniciarse? Tres especialistas en la materia nos comparten sus puntos de vista. En varias teorías coinciden, quizá la más reiterativa es que comenzar a tener relaciones sexuales no debe ser una decisión tomada con ligereza

Los jóvenes están a la expectativa de querer saber una edad específica para tener su primera relación sexual, pero la edad no es una receta de cocina, indica Regina Morales Reséndiz, psicóloga.

"No se puede decir que a los 19 años tiene que ser porque si no estás fuera. Son muchos los aspectos que tienen que tomarse en cuenta, en parte son conocimientos que puedes adquirir a través de textos, quizá hasta de los amigos, pero aparte es todo un contexto axiológico, de valores que deben haberte sido inculcados por tu familia", señala.

Fisiológicamente el hombre responde más instintivamente que la mujer, la cual es más movida por los sentimientos. La primera vez para muchas chicas es realmente enamoramiento, idolatría por la otra persona, y para los hombres en muchos casos es meramente satisfacer el instinto, explica la psicóloga.

"No es nada más decir ya tengo la mayoría de edad, sé de las enfermedades, de métodos anticonceptivos y de prevención, son muchas cosas las que debes tomar en cuenta, la primordial que sea con la persona que tú quieres compartir lo más íntimo de ti", comenta

Cada vez se inicia la vida sexual en las personas a más temprana edad, pero tenemos que aprender en todos los aspectos a posponer los placeres, sugiere Morales Reséndiz

"Debes pensar: tengo hambre pero no puedo comer ahora porque estoy en el salón de clases, tengo que esperar al receso; quiero tener sexo ahora pero tengo 16 años, debo esperar a tener cierta madurez fisiológica si habláramos de edad, no sería la secundaria, no el bachillerato, porque fisiológica y emocionalmente te estás desarrollando", detalla.

Ojo: Si tienes baja autoestima y piensas que esa primera vez va a ser una compensación a tus necesidades de estima, no se te está solucionando el problema interno.

"Si tu primera vez no fue satisfactoria, no fue idónea, en el momento propicio, en la situación adecuada, te va a dejar más vacía; si tienes un plan de vida tomarás decisiones acertadas, pera nuestros jóvenes se dejan llevar por el momento.Una decisión basada en el conocimiento

Para Rubí Ocampo Angarita, también psicóloga, el momento ideal para "debutar" en el terreno sexual es aquel en que la persona sienta que puede asumir las consecuencias de la decisión.

"Cuando pueda hacerlo como parte de una decisión informada, cada persona sabe cuándo es, siempre y cuando haya detrás de esto una reflexión, un conocimiento", comenta.

La sociedad, los medios de comunicación, las amistades te presionan para que tengas vida sexual, y la decisión tiene que ver con correr o caminar.

"A veces los chicos todavía no saben resolver sus problemas de relacionarse con la gente, con su propia vida, y ya están queriendo correr cuando todavía no se pueden meter en el pie. Tiene que haber un tiempo de reflexión. La decisión de una vida sexual activa implica tener un conocimiento de sí mismo, de cómo soy capaz de asumir el relacionarme", apunta.

En la primera vez hay más miedo y temor e inseguridad que otra cosa. Es un momento de duda, de calificarse uno al otro, y dependiendo de las circunstancias van a darse muchas respuestas y reacciones.

"Si hablamos de una relación temprana muy probablemente esté ligada a todo ese tipo de sentimientos. Si hablamos de una decisión procesada, planteada en términos de sentirse preparado para ella, es muy probable que puedan sentir menos ansiedad y preocupación.

"En muchas ocasiones la primera vez está ligada al desempeño, a cómo va a calificar mi pareja mi desempeño, y eso es lo menos halagador. Muy probablemente las posteriores relaciones sexuales sean más placenteras", indica Ocampo Angarita.

Para el hombre y la mujer puede resultar igualmente difícil enfrentar su primera vez, comenta la psicóloga.

"El que el hombre tenga cierto permiso social para tener relaciones por vez primera fuera del matrimonio no significa que sea más fácil Hay un nivel de dificultad en ambos casos. La persona debe tomar decisiones en función de lo que es importante y le puede permitir un crecimiento en su vida. Cualquiera de los dos pierde si no tomaron la decisión basada en la reflexión y el conocimiento".La donación del cuerpo humano

La relación sexual es la cima de un proceso amoroso. Si no hay una infraestructura de amor en la pareja, la relación sexual no va a funcionar, y va a dejar una cruda moral terrible. En cambio, si hay compromiso amoroso, manifestado, aunque no hayas tenido experiencia sexual previa va a funcionar la relación sexual porque es una consecuencia. Así lo plantea Gerardo Castillo Rodríguez, profesor y escritor.

"El sexo es la donación de todo el cuerpo humano, toda una generosa entrega. Esa donación sexual tiene que ser parte de un proceso final e inicial de un nuevo proceso. No es un evento, una meta a lograr, debe ser todo un proyecto de vida y que realmente dé la pauta para iniciar una vida formal, plena e íntegra", señala.

"Biológicamente uno reacciona al estímulo. Sin embargo lo que nos diferencia del resto de los seres vicios es la capacidad de razonamiento y la libertad, que es la capacidad de optar entre dos o más opciones. Por lo tanto el razonamiento debe llevarte a la reflexión, y la reflexión debe llevarte a una decisión adecuada", amplía el profesor de bachillerato.

"¿Cuándo estás listo? Cuando lo has reflexionado y es parte de un proceso de interrelación. Después de coincidir hay una atracción física, luego una reacción química, entonces llega la intimidad, que es darte la oportunidad de que entres a mi espacio vital.

"No hay una edad o escenario idóneo. Es el tuyo con tu pareja, el que decidan los dos, el momento que ambos vayan comulgando pero persona a persona", concluye.

La primera relación sexual siempre tiene mucho de especial, el miedo, el placer, el aspecto sentimental y la inexperiencia la convierten en un momento único.

Así como hay una primera comunión a nivel religioso, donde los chavitos se preparan y aprenden el Padre Nuestro, los 10 Mandamientos y el Ave María, para la otra primera comunión, la sexual, también debe haber información y preparación.

No hay una edad o un tiempo determinado para compartir nuestra sexualidad. Cada uno tendrá su momento, cada uno descubrirá cómo y con quién. No te lo impongas ni permitas que te lo impongan. Es tu decisión, es tu cuerpo, tu mente y tu sentimiento. Tú sabrás cuándo estás preparado, cuándo te apetece y cuándo lo deseas realmente. No te des prisa, disfruta de cada etapa natural de tu desarrollo. Ojalá lo decidas con tu pareja y, si eres menor, teniendo en cuenta el consejo de tus padres.

No lo pierdas de vista

Desde el punto de vista profesional te decimos que se deben cumplir algunas condiciones:

- Tratarse de relaciones libres y consentidas por ambos: sexo libre.

- No conllevar riesgos de embarazo o enfermedades de transmisión sexual: sexo seguro.

- Quererse y tenerse en cuenta el uno al otro, con afecto, caricias, comunicación previa, etcétera: sexo compartido.

- No hacerlo bajo los efectos de drogas o embriagados: sexo lúcido.