Make your own free website on Tripod.com
RecesSo Saltillo

Home

LIBRE ACCESO
CONCIENCIA Y TECNOLOGÍA
EL EVENTO
SEXO SENTIDO
LA FIGURA
LEYENDA, MITO O REALIDAD
ENTREVISTA
Juan José de la Rosa, en busca de Atenas
REPORTAJE
LA PANTALLA
Kinky, la genuina voz del 'underground'
EN PORTADA
Festival del Centro Histórico
SALA DE ESPERA
'El Esquinero' le llaman
Gabriel Neaves, del actor al personaje
SEXO SENTIDO

Afrodisiacos:

Bálsamos

para el amor

"Que besas con quemaduras de veneno y miel"


sexosentidoint.jpg

Por  Kristal Ponce

Afrodisiaco: dícese de aquello que estimula el instinto sexual o va en busca del placer sexual. Deriva de Afrodita, diosa griega del amor y la belleza, nacida del mar una vez que Cronos castró a su padre y arrojó sus genitales al mar.

Desde la antigüedad se le atribuyen propiedades afrodisíacas a ciertas sustancias, animales y alimentos. La comida está en constante relación con la actividad sexual ya que en ambas se utilizan expresiones tales como comer, morder, chupar, etcétera.

Los alimentos a los que más se les suponen estas cualidades estimulantes son los marinos, por la asociación con Afrodita. Entre éstos están el salmón, el arenque, la almeja, el mejillón, los camarones, langostinos y cangrejos, el abulón y los siempre presentes en cenas románticas de película, los ostiones.

Entre las hierbas destacan por sus poderes excitantes la canela y la lavanda. Sin embargo; el ajo, el apio, las semillas de calabaza, el anís y el azafrán también aportan al cuerpo esta vitalidad.

Una copa de vino, es ya de por sí un icono de erotismo, por lo que no podemos negar su poder afrodisíaco. Cuando se consume en forma moderada sirve como vaso dilatador en nuestro organismo, llevando más flujo sanguíneo a los genitales y en el caso de los hombres, prolonga la erección. Además de su efecto desinhibidor, el cual es clave para iniciar la relación sexual o llevarla a cabo de manera exitosa.

En tiempos de nuestros padres y nuestros abuelos, se acostumbraba a tener la primera noche de pasión después de la boda. A esto se le conocía como "Luna de Miel", ya que es una antigua tradición obsequiarles a los recién casados tarros de miel para que lograran la satisfacción sexual. Además la miel contiene vitaminas B y C, que estimulan la producción de las hormonas sexuales.

En los mercados de México, aunque no se sabe bien si es nada más por vender, se ofrecen los caballos de mar y los pájaros chuparrosas disecados como amuletos afrodisíacos para atraer el amor o retenerlo.

Cabe destacar la función del cerebro como excitador sexual. El uso de la imaginación y los juegos en la práctica sexual, aseguran conseguir relaciones satisfactorias, sin tener que echar mano de los amuletos y sustancias que se consideran estimulantes sexuales.

Si bien es cierto que "no hay mejor afrodisíaco que el amor" nunca está demás conocer de qué manera los alimentos y las bebidas nos pueden endulzar unos momentos de romanticismo con nuestra pareja. He aquí unos consejos:

Vino tinto

Al vino tinto se le puede agregar canela, dos gotas de miel, un pétalo de rosa roja triturado y ralladura de chocolate.

Vino blanco

A un litro de vino blanco seco de 12 grados se le agregan 100 gramos de azúcar y se deja reposar por dos días. Después se le agregan 70 gramos de canela en rama dejándolo macerar por siete días, procurándolo agitar dos veces al día.

¿Sabías qué?

Al aguacate se le atribuyen cualidades afrodisíacas porque su nombre es derivado del náhuatl "ahuacatl" que significa "testículo".